martes, 13 de febrero de 2018


ERES TAN HERMOSA

Esta semana os ofrecemos la tercera entrega de la muy especial serie que, con carácter recopilatorio, estamos dedicando a la cada vez más inminente celebración de nuestro programa seiscientos, extraordinaria cifra a la que llegaremos dentro de quince días, el próximo 26 de febrero.

Tras un par de emisiones dedicados a los grandes clásicos del pop y el rock y del jazz, respectivamente, hoy vais a poder escuchar una nueva muestra de lo mejor de estos dieciocho años, con una selección -una entre cientos posibles- de doce canciones variadas, todas bellísimas, todas íntimas y delicadas, todas muy dulces y rezumando sensibilidad, interpretadas por algunos de los músicos con una presencia más habitual en el espacio: Márcio Faraco, Beth Gibbons con Rusty Man, Ornella Vanoni, Antony and the Johnsons, Natalie Merchant, Tindersticks con Lhasa de Sela, Ingrid St-Pierre, Vanessa da Mata con Ben Harper, Soap & Skin, Carla Bruni (a la que olvidé citar en la emisión, ¡¡despiste imperdonable!!), Solomon Burke y Rivière Noire. Un grupo éste, Riviére Noire, formado por un guatemalteco, un brasileño y un francés, que ha contado en la preciosa pieza con la que ponemos fin al programa, con la colaboración de Kasse Mady Diabaté y otros músicos africanos, en un anticipo de nuestro espacio de dentro de siete días, dedicado íntegramente al continente negro.

Entre los temas musicales os leeré algunos textos, entresacados también de los que han protagonizado estos centenares de emisiones, que, en clara continuidad con los de las dos semanas precedentes, tienen a las mujeres, al amor por las mujeres más exactamente, como centro y objeto principal. Sus autores son escritos por Andrés Trapiello, Pascal Quignard, Théofhile Gautier, Julian Barnes, Maxence Fermine, Emily Brontë, John Banville, José Carlos Llop, John Maxwell Coetzee, Pablo D’Ors, Anne-Marie Garat y Orham Pamuk.

El resultado de la conjunción de citas literarias y piezas musicales es, a mi juicio, espléndido, además de constituir una muestra muy representativa de la atmósfera en la que se ha desenvuelto Buscando leones en las nubes en todo este largo e intenso y fecundo tiempo, por lo que creo que la emisión puede resultaros de vuestro agrado.

Luna de miel, un cuadro de Jean Dubuffet, fechado en 1943, es el espléndido acompañamiento gráfico a nuestro "amoroso" programa de hoy.


Han pasado cerca de veinticinco años desde entonces. Un cuarto de siglo, se dice pronto. Yo me he casado y he tenido dos hijos, algo que jamás sospeché que haría: ni casarme, ni tener hijos. He escrito algunos libros, vivo en un lugar ni mejor ni peor que otros y trabajo por las mañanas en una biblioteca. Llevo una vida rutinaria y a veces me acuerdo de las mujeres que he conocido: no creo que un hombre sea otra cosa que las distintas mujeres que ha conocido, que las mujeres que le han ido modelando hasta ser quien es. José Carlos Llop

martes, 6 de febrero de 2018


Y SE SUPONE QUE ES AMOR

El espacio de Buscando leones en las nubes de esta semana mantiene el tono de satisfacción y alegría, aunque teñidas por una leve nota de melancolía por el irremediable paso del tiempo, que nos envuelve desde hace siete días, cuando dimos comienzo a la serie de cinco programas -el de ahora es el segundo- que estamos dedicando a una suerte de “autohomenaje” con ocasión de la ya muy próxima celebración de nuestro sexcentésimo aniversario.

Y es que, en efecto, el próximo 26 de febrero Buscando leones en las nubes llega a su edición número seiscientos, una cifra excepcional, desmesurada casi, lograda tras dieciocho años largos de contacto con nuestros oyentes en la sintonía de Radio Universidad de Salamanca. Después de unas primeras temporadas algo anómalas, que apenas lograban reunir una treintena de emisiones por año, hemos consolidado una cierta normalidad y, como sabéis nuestros más fieles seguidores, ahora llegamos a ofreceros un total de cuarenta y seis emisiones por curso (no cuarenta y ocho, como erróneamente afirmo en antena), faltando a nuestra regular cita tan sólo en el mes de agosto y en dos lunes más, uno en Navidad y otro en Semana Santa.

La manifestación más evidente de tan conspicua -en el sentido de visible- presencia en las ondas se muestra en los miles de fragmentos literarios y canciones que en todo este tiempo han poblado nuestras emisiones. De todos ellos, esta noche quiero presentaros una selección casi imposible, dada la infinidad de opciones entre las que elegir.

Así, en el programa que ahora os ofrezco escucharéis trece temas, en esta ocasión piezas de jazz, interpretadas por algunos grandes nombres del género, destacadísimos músicos que están ya en la historia de la música de nuestro tiempo. Además, salvo en un caso -el del Coleman Hawkins, cuya presencia en la emisión se justifica por razones personales que resulta difícil compartir en antena-, todos han protagonizado ediciones monográficas en la ya longeva historia de Buscando leones en las nubes. Billie Holiday, Keith Jarrett, Diana Krall, John Coltrane con Johnny Hartman, Nina Simone, Frank Sinatra, Ella Fitzgerald, Lester Young, Bessie Smith, Antônio Carlos Jobim, Chet Baker, Coleman Hawkins y la citada Abbey Lincoln han completan, pues, la emisión con sus canciones bellísimas, llenas de dulzura y sensibilidad.

En la vertiente literaria, y al igual que hace siete días, he recuperado algunos breves textos dedicados al amor, uno de los temas más frecuentados, sino el que más, en nuestra trayectoria. Sus autores, Pedro García Montalvo, Rebecca West, Howard Jacobson, Luis Landero, Zoé Valdés, Cesare Pavese, Richard Flanagan, George Bernard Shaw, Ramón Gómez de la Serna, Antonio Gala, Bernhard Schlink, Simon Garfield y Ahdaf Soueif.

Idilio, un cuadro de Tamara de Lempicka, pintado en 1931, ilustra esta nueva “amorosa” entrada del blog.


Si yo pudiese mandar en mi amor, quizá no la querría; pero a tanto no llega mi poder: No la amo porque sus labios sean dulces, ni brillantes sus ojos, ni sus párpados suaves. No la amo porque entre sus dedos salte mi gozo y juegue como juegan los días con la esperanza. No la amo porque su cuerpo sea para mí la única primavera. No la amo porque, al mirarla, sienta en la garganta el agua y al mismo tiempo una sed insaciable. La amo, sencillamente, porque no puedo hacer otra cosa que amarla. Antonio Gala

martes, 30 de enero de 2018


LOS LAZOS DEL AMOR

Buscando leones en las nubes os da la bienvenida a una nueva edición de nuestro espacio, que esta semana abre una serie -una singular serie- de cinco programas unidos por un muy especial hilo conductor.

El próximo 26 de febrero, Buscando leones en las nubes llegará a su emisión número seiscientos, un pequeño acontecimiento -al menos en el reducido ámbito de nuestros más fieles seguidores- que, como quizá podéis suponer, me llena de nostalgia y emoción, también de indisimulada sorpresa y hasta de desconcertada perplejidad. Cuando -en una primera temporada algo accidentada y muy fugaz- salió al aire, el 14 de abril de 2000, aquella transmisión inicial, ni por asomo podía imaginar que casi veinte años después, aquí seguiría, en los estudios de Radio Universidad -que en todo este tiempo han cambiado hasta tres veces de localización-, entregado, lunes tras lunes, a la ardua pero muy placentera tarea de “construir” una hora de radio repleta de buena música y excelente literatura, movido siempre por idéntico propósito, ilusionado y ambicioso: ofrecer un espacio para la reflexión y la sensibilidad, para la inteligencia y la belleza, a partir de los textos y las canciones aportados por cientos de escritores y músicos cuyas obras he escogido siempre por su indiscutible calidad.

Y digo cientos aunque en realidad son miles los fragmentos literarios y las piezas musicales que han centrado las distintas emisiones del programa en todo este tiempo. De todos ellos, y como particular homenaje a nuestros oyentes, quiero presentaros en las cinco entregas de la serie que ahora da comienzo y que se prolongará hasta el citado 26 de febrero, fecha exacta de nuestro sexto centenario, una destacada selección de muy difícil puesta en práctica, dada la abundancia de “material” entre el que escoger.

En el caso del programa de esta semana, he optado, en la vertiente musical del espacio, por una docena de intérpretes de reconocido talento, todos esenciales en el desarrollo de la música popular de las últimas décadas, todos -de una u otra manera- auténticos clásicos, todos ya muy mayores -algunos, por desgracia, recientemente fallecidos- y todos -Tom Waits, Van Morrison, The Beatles, Leonard Cohen, Neil Young, James Taylor, David Bowie, Rolling Stones, Nick Cave, Carole King, Prince y Bob Dylan- protagonistas de diversos programas monográficos emitidos en nuestra ya muy larga historia.

Como complemento a la delicia, el interés, la belleza y el carácter significativo de los temas musicales, os presento un conjunto de textos muy breves, también aparecidos en emisiones pasadas de Buscando leones en las nubes, que tienen -cómo no- al enamoramiento y el amor -nuestros principales temas recurrentes- como objeto principal. Sus autores son Álvaro Pombo, Françoise Sagan, Antonio Orejudo, Philippe Claudel, Adolfo García Ortega, James Salter, Kirmen Uribe, Rafael Marín, Philip Larkin, Jeanette Winterson, Richard Ford y Martin Amis. Intimidad, un cuadro de Félix-Édouard Vallotton pintado en 1898, acompaña este comentario e ilustra de una manera ejemplar una de las vertientes esenciales de ese primordial fenómeno amoroso.

En fin, espero que os suméis con alborozo, a través del espacio de hoy y de los de los cuatro próximos lunes, a esta alegre celebración de esa suerte de pequeño y extraño milagro que representa nuestra presencia en antena durante tanto tiempo. Una presencia que hubiera sido imposible sin vuestro atento y cariñoso seguimiento. Muchas gracias por la fidelidad y en muchos casos la devoción que siempre nos habéis manifestado.

martes, 23 de enero de 2018


ARETHA FRANKLIN. PIENSA

Buscando leones en las nubes se encamina hacia su décimo octavo aniversario con una emisión más -la segunda y última- de la serie que hace siete días iniciamos como homenaje y celebración de la figura de Aretha Franklin, cuyo nacimiento hace setenta y cinco años estamos recordando con un llamativo y poco disculpable retraso.

Esta semana nos movemos en las mismas pautas que en el programa del lunes pasado, con una combinación de breves textos, extraídos en su mayoría de The biography.com, la estupenda página especializada en biografías, y excelentes temas musical, en un repaso a lo esencial y más significativo de la vida y el cancionero de la gran reina del soul.

En concreto, en la próxima hora podréis escuchar una serie de temas, pertenecientes a la segunda mitad de la carrera artística de Aretha Franklin, en los que la cantante de Memphis, recrea algunos grandes éxitos de los últimos cuarenta años, en unas interpretaciones que, en muchos casos, comparte con otras conocidas voces del pop, el soul o el rhythm and blues, como Eurythmics, Mavis Staples, George Michael, Whitney Houston, Lauryn Hill, Mary J. Blige o The Blues Brothers.


A finales de los años 70 la trayectoria artística de Aretha Franklin pasaba por malos momentos. En 1979 su padre fue hospitalizado después de que un intento de robo en su casa lo dejara en coma. Mientras su popularidad disminuía y la salud de su padre empeoraba, Franklin también tenía serios problemas con Hacienda. Sin embargo, un cameo en la película The Blues Brothers de 1980 ayudó a Franklin a revivir su decadente carrera. La interpretación de Think junto a John Belushi y Dan Aykroyd le permitió darse a conocer a una nueva generación de amantes del rhythm and blues.

martes, 16 de enero de 2018


ARETHA FRANKLIN. RESPETO 

La emisión de esta semana en Buscando leones en las nubes, junto a la de dentro de siete días, va a dedicarse a subsanar un descuido más imperdonable cuanto es descomunal la importancia de la artista a la que queremos homenajear y cuyo septuagésimo quinto aniversario hemos dejado pasar -inexplicablemente- sin su puntual celebración. Y es que Aretha Franklin, nuestra genial invitada de esta serie de dos emisiones que ahora se abre, cumplió, en efecto, setenta y cinco años en el pasado 2017, en su mes de marzo, más exactamente.

Reparamos ahora nuestro injustificable despiste con dos programas dedicados a repasar lo esencial de la carrera profesional de la gran reina del soul, una de las figuras esenciales de la música negra de la segunda mitad del siglo XX.

Para ello, voy a ofreceros cerca de una treintena de sus temas más representativos, casi todos muy conocidos, y auténticos clásicos ya de la historia de la música popular, entrelazados con breves textos en los que recorreremos, de un modo sucinto, lo esencial de la trayectoria artística y personal de una de las grandes divas -con Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan o Nina Simone- del jazz, el blues y el soul, esos tres géneros de raíces inequívocamente negras. A partir de las notas biográficas entresacadas de The biography.com, el portal especializado de internet, y de otras diversas fuentes virtuales podremos conocer los momentos más destacados de la vida y la obra de Aretha Franklin como complemento a la escucha de sus ya inolvidables canciones.


Las dos hermanas de Aretha, Carolyn y Erma (que también tuvieron carreras en solitario), hicieron los coros que apoyaban la explosiva voz principal de Respect.

La canción original, compuesta por Otis Redding en 1965, era un discurso masculino hacia la mujer, demandando respeto al hombre por llevar el dinero a casa. Franklin la hizo suya en 1967 y la convirtió en un emblema incendiario. Se podía ver como un canto feminista en plena revolución sexual, un discurso contundente en favor del movimiento por los Derechos Civiles o una rebelión verbal hacia quien ningunea a las mujeres. Era un grito universal.

Junto a su hermana Carolyn, comenzó a juguetear con la canción y entre las dos le añadieron a las voces de los coros un espontáneo sock it to me (que significa algo así como demuéstramelo). Sock, muy parecido a suck (chupar) convertía la demanda en un mensaje ambiguo con un contenido sexual que la cantante siempre negó, aunque nunca con empeño. El deletreo del título (R-E-S-P-E-C-T) también fue un añadido de la cantante. Cuando Otis Redding la escuchó supo que Respect había dejado de ser suya y exclamó maravillado: “Esa chica me ha quitado la canción”. (Del blog Trasdós)

martes, 9 de enero de 2018


TENGO UN SECRETO

Bienvenidos un año más a Buscando leones en las nubes. Desde el muy veterano espacio de música y literatura de Radio Universidad de Salamanca os saludo en este comienzo de 2018 que deseo os traiga infinidad de buenas nuevas y una gran felicidad.

Y con ese festivo propósito os ofrezco ahora la tercera y última entrega de la serie navideña que hemos dedicado a esta particular época del año, tan propicia para el recuerdo y la melancolía, para la nostalgia y la evocación, para la ilusión y la alegría y que tiene a los niños como especiales protagonistas, sobre todo en este aún reciente 6 de enero, el entrañable día de los Reyes Magos.

Para ello, y aunque puedan sonar ya algo extemporáneos, en la emisión de esta semana podréis escuchar una docena de conocidas muestras de villancicos, casi todos del acervo tradicional anglosajón, interpretados por Dean Martin, Wynonna Judd, Patty Loveless, The Pretenders, Randy Travis, Alison Moyet, Steve Winwood, Sinéad O’Connor, Ingrid Lucia, Rim Banna, Alan Jackson y la citada Rickie Lee Jones.

Los reconocibles temas navideños aparecen unidos por el hilo conductor de otros tantos fragmentos de un libro delicioso y muy tierno, lleno de emoción y sensibilidad. En efecto, en Cosas de niños, de David Wagner, cuya reseña podéis leer en el blog de Todos los libros un libro, mi otro espacio en la emisora universitaria salmantina, el narrador -un padre con una hija pequeña- presenta, con dulzura y cariño, con delicadeza e inmenso amor, distintos episodios de los primeros años de vida de su niñita, que le sirven como excusa para reflexionar sobre su propia infancia, la relación con sus progenitores, el paso del tiempo, el sentido de la vida y, claro está, la paternidad en sí misma.

martes, 26 de diciembre de 2017


SÓLO HE GIRADO LA CABEZA

Bienvenidos a Buscando leones en las nubes, que os presenta una edición especial del programa, que no será radiada y sólo podrá seguirse aquí, en nuestro blog, dedicada a festejar la Navidad en estas fechas tan significativas. Os ofrezco así la segunda entrega de la serie de tres que comenzamos hace siete días y que tiene a las fiestas navideñas y a sus grandes protagonistas, los niños, como motivo principal.

El espacio se articula, pues, en sus dos vertientes habituales, literaria y musical, desde ese doble punto de vista, la infancia y la Navidad. En relación a los textos podréis escuchar una docena larga de fragmentos del libro Cosas de niños, escrito por David Wagner y que "protagonizan" un padre y su pequeña hijita. Podéis tener una información más completa de la obra leyendo la reseña que presenté sobre ella el miércoles pasado en Todos los libros un libro, mi otro programa en Radio Universidad de Salamanca. Se trata, en cualquier caso, de un libro muy atractivo, pleno de dulzura y sensibilidad, con el mágico universo infantil como eje esencial.

El acompañamiento musical de la emisión lo pone una amplia variedad de temas clásicos navideños interpretados por algunos destacados representantes de la escena del pop, el jazz, el soul, el country y el rock de las últimas décadas: Aretha Franklin, The Manhattan Transfer, Loreena Mc Kennitt, Ella Fitzgerald, Ivan Lins, Noa, Riff Ruffin, Sufjan Stevens, Alice, Jonny Lang, John Holt, Natalie McMaster con Alison Krauss, Johnny Cash y las hermanas Heather, Cookie y Raylene Rankin.

Espero que disfrutéis del programa, con el que decimos adiós al año 2017. Nuestra próxima emisión será ya el 8 de enero, inmediatamente después de Reyes y, por tanto, aún con el universo infantil y navideño aún como protagonista. Hasta entonces, os deseo unas felices fiestas y una estupenda entrada de año.


Sólo he girado la cabeza

Un hijo es el futuro que nosotros ya no tenemos, oigo decir. Todos los padres caen en esa trampa y creen que tienen parte en la vida y en el futuro de sus hijos.

Sólo he girado la cabeza y se me han ido diez, quince, veinte años. La niña se ha bebido el tiempo. Y aún sigue teniendo sed. La niña siempre tiene sed.